Tiempo de Lectura: 2 minutos

  Dificultad: muy fácil.
  Tiempo: 6 Horas.
 

Ingredientes

  • 2 tazas de kéfir de leche (reemplaza 1 taza con  queso de kéfir para obtener un resultado más cremoso)
  • 1 taza de nata de leche líquida
  • 1 taza de mantequilla de cacahuetes
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita extracto de vainilla
  • 1/2 taza de miel o jarabe de arce
  • 1-1 / 2 tazas de chispas de chocolate

Preparación

  1. En una batidora o en un recipiente grande bate juntos el kéfir, la nata, la mantequilla de cacahuetes, los huevos, la vainilla y la miel.
  2. Verter la mezcla en un cuenco hondo y añadir las chispas de chocolate. Remover la mezcla y llevar al congelador
  3. Enfriar 2-3 horas en el congelador.
  4. Pasado el tiempo de congelado, retirar el cuenco del congelador, notaremos que el helado ya se etá formando. Con un tenedor remover bien la mezcla, puede costar un poco porque notaremos que ya tiene consistencia dura, pero necesitamos romper los pequeños cristales de hielo que se han formado.
  5. Una vez terminado el proceso anterior, volver a llevar el cuenco a la nevera por 2- 3 horas más para que termine de hacerse el helado.
  6. ¡Sirve el helado en copas o como más te guste!