Salud

7 Peligros del Kéfir que DEBES conocer

peligros del kéfir

Peligros del Kéfir: Explorando Aspectos Menos Conocidos

En el universo de los alimentos saludables, el kéfir destaca como un probiótico popular con reconocidos beneficios para la salud. Sin embargo, detrás de su reputación positiva, se esconden consideraciones importantes que merecen atención. En esta exploración, hablaremos sobre los potenciales riesgos asociados con el kéfir de leche y el kéfir de agua, recordando que, aunque sea apreciado por muchos, su impacto puede variar significativamente según las circunstancias individuales. Desde posibles alergias hasta aspectos cruciales de preparación, esta nota arrojará luz sobre los aspectos menos conocidos del kéfir, proporcionando una visión equilibrada para aquellos que buscan aprovechar sus beneficios de manera consciente.

¿Cuáles son los peligros del kéfir?

En el fascinante mundo de la nutrición, el kéfir, a pesar de su delicioso perfil probiótico, no es una excepción al principio de que lo que beneficia a una persona podría no ser apropiado para otra. Como con muchas cosas en la vida, la clave radica en entender y respetar las singularidades de cada individuo.

Variabilidad en las Respuestas Individuales

El kéfir, al ser un alimento fermentado lleno de bondades probióticas, puede generar respuestas individuales distintas. Mientras que para algunos puede ser un aliado invaluable para la salud, para otros podría presentar desafíos o, en casos específicos, suponer ciertos riesgos. La variabilidad en las respuestas es un recordatorio de que la relación con el kéfir es única para cada persona.

Reconociendo Peligros Potenciales del kéfir

Aunque el kéfir se percibe generalmente como seguro y beneficioso, no está exento de ciertos peligros potenciales. Esto podría abarcar desde reacciones alérgicas hasta posibles efectos secundarios gastrointestinales, resaltando la importancia de una aproximación informada y consciente a su consumo.

Alergias y Sensibilidades Individuales

Es crucial tener precaución, especialmente si existen alergias a la leche o intolerancias a la lactosa, ya que el kéfir a menudo se elabora a partir de este componente. Además, aquellos con sensibilidades específicas, como a histaminas presentes en el kéfir, deben estar alerta a posibles respuestas adversas.

Buenas Prácticas de Manipulación

La contaminación del kéfir puede representar un riesgo si no se maneja adecuadamente. La preparación higiénica y la elección de ingredientes de calidad son esenciales para evitar la proliferación de bacterias indeseadas. La seguridad alimentaria comienza desde el proceso de elaboración.

Evaluación Personalizada

Antes de incorporar el kéfir a la dieta, especialmente para aquellos con condiciones médicas específicas, es prudente buscar el consejo de profesionales de la salud. Evaluar la idoneidad del kéfir en función de la salud individual y recibir orientación personalizada puede marcar la diferencia en la experiencia de consumo.

Prudencia y Moderación

La moderación y la prudencia son aliadas clave al explorar los beneficios del kéfir. Comenzar con pequeñas cantidades, monitorear cualquier respuesta del cuerpo y ajustar la ingesta según sea necesario permiten disfrutar de sus virtudes mientras se minimizan los posibles riesgos.

En resumen, el kéfir, aunque valioso para muchos, no es una panacea universal. La comprensión de las respuestas individuales, la atención a las sensibilidades y la orientación profesional son esenciales para integrar este delicioso probiótico de manera segura y beneficiosa en la dieta diaria.

Te sugerimos que también leas: contraindicaciones del kéfir

Antes de comentar los detalles sobre el peligro del consumo de kéfir para algunas personas, resumamos brevemente cuales son:

Peligros del kéfir de agua

  • Peligroso para los diabéticos
  • Puede contener alcohol
  • No recomendable para pacientes con tratamiento contra el cáncer
  • Diarrea
  • Dolores de cabeza

Peligros del kéfir de leche

  • Reacciones alérgicas
  • Contenido de alcohol
  • No recomendable para pacientes con enfermedades autoinmunes
  • Dolores estomacales
  • Gases estomacales

¿Quién no puede consumir kéfir por ser peligroso para la salud?

1. El kéfir puede provocar una reacción alérgica

Reacciones Alérgicas y Consumo de Kéfir

La alergia a la leche es una condición seria que puede desencadenar reacciones adversas, por lo que es imperativo que aquellos alérgicos a la leche de vaca eviten consumir kéfir elaborado con este tipo de leche. Una reacción alérgica severa puede incluir síntomas como urticaria, dificultad para respirar y en casos extremos, anafilaxis. Por lo tanto, se recomienda encarecidamente que las personas con esta alergia se abstengan de consumir productos de kéfir convencionales.

Alternativas Seguras para Alergias e Intolerancias

Para aquellos que tienen alergias o intolerancias a la lactosa, es fundamental reconocer que el kéfir puede ser elaborado con leches sustitutivas, como la leche de arroz o diversas opciones de leche vegetal. Estas alternativas son seguras y adecuadas para personas con alergias o intolerancias a la lactosa, proporcionando una opción saludable y segura para disfrutar de los beneficios del kéfir sin comprometer la salud.

Importancia de la Preparación Casera

Con el fin de asegurar la pureza y la ausencia de ingredientes no deseados, se sugiere a aquellos con alergias o intolerancias a la lactosa optar por la elaboración casera de kéfir. Esto permite un control total sobre los ingredientes utilizados, asegurando que la bebida sea segura y compatible con las necesidades alimenticias específicas de cada individuo.

En conclusión, mientras que el kéfir ofrece numerosos beneficios para la salud, es crucial que las personas con alergias a la leche tomen medidas adecuadas para evitar riesgos, optando por alternativas seguras o preparando kéfir en casa con leches sustitutivas para garantizar una experiencia sin complicaciones y beneficiosa para la salud.

Te sugerimos leer: cómo hacer kéfir de leche sin lactosa y mejores tipos de leches para preparar kéfir

2. Consumir kéfir puede ser peligroso para los diabéticos

Variedad en el contenido de azúcar

A pesar de que algunos estudios sugieren que el kéfir puede beneficiar a las personas con diabetes al reducir los niveles de azúcar en la sangre, es fundamental tener precaución al elegir productos comerciales. Algunas marcas de kéfir, especialmente aquellas con sabores a frutas, podrían contener cantidades significativas de azúcar añadida. Este contenido adicional de azúcar puede contrarrestar los posibles beneficios para la diabetes y, por lo tanto, los diabéticos deben evitar estas variedades. En este caso, siempre se recomienda elaborar el kéfir en casa con nódulos de kéfir de leche y leche fresca o en el caso de ser intolerante a la lactosa, con nódulos de kéfir de agua, agua y azúcar.

Lectura detenida de etiquetas

Es esencial para las personas con diabetes leer detenidamente las etiquetas de los productos de kéfir antes de consumirlos. La información nutricional en la etiqueta proporciona detalles cruciales sobre los niveles de azúcar y otros ingredientes que podrían afectar los niveles de glucosa en sangre. No depender únicamente de la publicidad del envase es clave para tomar decisiones informadas.

Recomendación de preparación casera

Para garantizar la idoneidad del kéfir para las personas con diabetes, se sugiere la preparación casera utilizando nódulos de kéfir naturales. Este enfoque brinda control total sobre los ingredientes, permitiendo ajustar la cantidad de azúcar y asegurando una opción más saludable para quienes deben controlar su ingesta de azúcar.

En resumen, si bien el kéfir puede ser beneficioso para los diabéticos, es crucial elegir cuidadosamente las variedades comerciales y considerar la opción de preparar kéfir en casa para tener un control preciso sobre los ingredientes y mantener una dieta adecuada para la diabetes.

Puedes continuar leyendo: cómo hacer kéfir de agua en casa

3. Algunas bebidas de kéfir pueden contener alcohol

Es esencial comprender que el proceso de fermentación, fundamental en la elaboración del kéfir, conlleva naturalmente la producción de alcohol. Este alcohol se genera como un subproducto de la acción de las levaduras presentes en los gránulos de kéfir durante la fermentación. Aunque la cantidad de alcohol resultante suele ser inferior al 1%, es crucial que aquellos sensibles al alcohol estén plenamente informados sobre esta característica inherente del kéfir.

Sensibilidad al Alcohol

Para aquellos individuos que son particularmente sensibles al alcohol o que tienen restricciones específicas en su consumo, incluso cantidades mínimas pueden ser relevantes. Por esta razón, se sugiere que estas personas evalúen cuidadosamente su tolerancia y tomen decisiones informadas sobre el consumo de bebidas de kéfir.

Conciencia y Elección Informada

La información sobre el contenido de alcohol en el kéfir debe estar fácilmente disponible para los consumidores. La lectura de etiquetas y la comprensión de los procesos de fabricación son prácticas importantes para tomar decisiones conscientes y ajustadas a las necesidades individuales.

Alternativas con Bajo Contenido de Alcohol

Aunque el kéfir puede contener trazas de alcohol, algunas variedades comerciales están diseñadas para minimizar este contenido. Buscar opciones específicas con bajo contenido de alcohol o explorar la posibilidad de preparar kéfir en casa con un control más preciso sobre el proceso de fermentación son estrategias que podrían ser beneficiosas para aquellos que desean limitar su ingesta de alcohol.

En resumen, mientras que el kéfir puede contener cantidades mínimas de alcohol debido al proceso de fermentación, la conciencia sobre este aspecto y la toma de decisiones informadas son esenciales para adaptarse a las preferencias y restricciones individuales. Aquellos con sensibilidad al alcohol pueden explorar opciones con bajo contenido o considerar alternativas que se ajusten mejor a sus necesidades específicas.

Si quieres ampliar información puedes continuar aquí: ¿el kéfir contiene alcohol?

4. Podría hacerte sentir más enfermo

Dado que el kéfir contiene bacterias en crecimiento activo, hay algunas personas que no deberían beberlo ya que podría empeorar sus problemas de salud. Este grupo de personas incluye aquellos con:

Mastocitosis

El kéfir, al contener bacterias activas, puede desencadenar respuestas en personas con mastocitosis, un trastorno en el cual los mastocitos, células del sistema inmunológico, se acumulan en exceso. Esta acumulación puede resultar en reacciones alérgicas y molestias, por lo que aquellos con mastocitosis deben evitar el kéfir.

Intolerancia a la Histamina

El kéfir, al ser un producto fermentado, puede contener histamina. Para aquellos intolerantes a la histamina, su consumo podría provocar síntomas desagradables, como dolores de cabeza, urticaria o problemas gastrointestinales.

Inhibidores de la Monoaminooxidasa (IMAO)

Las personas que toman inhibidores de la monoaminooxidasa, comúnmente recetados como antidepresivos, deben evitar el kéfir debido a la interacción potencial entre las bacterias activas y estos medicamentos.

Personas propensas a Migrañas

Individuos que sufren de migrañas con regularidad pueden experimentar un empeoramiento de los síntomas debido a las bacterias activas presentes en el kéfir. Se aconseja precaución en este grupo.

Sistema Inmunológico Debilitado

Para aquellos con sistemas inmunológicos debilitados, como personas que están bajo tratamiento inmunosupresor o que han recibido trasplantes de órganos, el consumo de kéfir podría representar riesgos adicionales debido a la presencia de bacterias activas.

VIH o SIDA

Personas con VIH o SIDA deben abstenerse de consumir kéfir debido a la preocupación de posibles complicaciones asociadas con un sistema inmunológico comprometido.

Problemas Intestinales y Cáncer de Colon Hereditario

Aquellos que enfrentan problemas intestinales o tienen antecedentes familiares de cáncer de colon deben ser cautelosos con el kéfir, ya que las bacterias activas podrían afectar negativamente a estos grupos de personas.

Aunque la mayoría de las personas puede disfrutar del kéfir sin problemas, aquellos en grupos de riesgo deben discutir su consumo con un profesional de la salud. Consultar con un médico es esencial para determinar si el kéfir es adecuado, y en caso de duda, se pueden explorar alternativas o ajustes en la dieta. La salud personal y las circunstancias médicas específicas deben ser siempre consideradas antes de incorporar kéfir u otros alimentos probióticos en la dieta diaria.

Puedes leer: cómo tomar kéfir correctamente

5. No recomendable para pacientes en tratamiento de quimioterapia

Riesgos de los Probióticos durante la Quimioterapia

En el caso de pacientes que actualmente se encuentran sometidos a tratamientos de quimioterapia, es imperativo evitar el consumo de probióticos, incluyendo el kéfir, hasta recibir la aprobación explícita del médico a cargo del tratamiento. La quimioterapia debilita el sistema inmunológico y la presencia de bacterias vivas en los probióticos podría representar riesgos significativos.

Sistema Inmunológico Debilitado

Los pacientes con cáncer a menudo experimentan una disminución de la función inmunológica como resultado de la enfermedad y los tratamientos, y los probióticos podrían introducir bacterias activas que, en este contexto, podrían propagarse a otras áreas del cuerpo. Esto podría dar lugar a complicaciones graves, incluyendo infecciones o sepsis.

Importancia de la Supervisión Médica

Antes de incorporar cualquier probiótico, como el kéfir, en la dieta durante o después del tratamiento de quimioterapia, se debe buscar la orientación del médico oncólogo. La supervisión médica es esencial para evaluar los riesgos individuales y determinar si el consumo de probióticos es seguro y beneficioso en el contexto del tratamiento y la salud general del paciente.

Conversación con el Médico

Los pacientes en tratamiento contra el cáncer deben recordar que la comunicación abierta con su médico es clave. Antes de introducir cualquier cambio en la dieta, incluyendo la incorporación de kéfir u otros probióticos, se debe discutir con el oncólogo para evitar posibles complicaciones y asegurar la seguridad del paciente.

En situaciones de tratamiento oncológico, la prudencia y la orientación médica son esenciales. Evitar el kéfir y otros probióticos durante la quimioterapia es una precaución importante para salvaguardar la salud y bienestar del paciente con cáncer. La decisión de incorporar probióticos en la dieta debe ser siempre tomada en consulta con el equipo médico responsable del tratamiento oncológico.

6. El kéfir contiene caseínas

El kéfir, al ser originario de la fermentación de leche, contiene naturalmente caseínas, las cuales son proteínas presentes en la leche y los productos lácteos derivados de ella. Es crucial comprender los posibles efectos asociados con la caseína, ya que algunas investigaciones han explorado su relación con ciertos problemas de salud.

Investigaciones sobre Lácteos y Cáncer:

Se ha investigado la posible conexión entre el consumo de lácteos y el riesgo de cáncer, y los resultados han variado. Algunos estudios han sugerido un vínculo, mientras que otros no han demostrado una correlación clara. Es importante tener en cuenta que la investigación está en curso y que los resultados pueden depender de diversos factores, como la cantidad y tipo de productos lácteos consumidos.

Problemas Respiratorios y Alergias Relacionados con Caseínas:

La caseína también se ha asociado con problemas respiratorios y alergias en algunos individuos. Debido a su naturaleza densa, la caseína puede estimular la producción de moco en el cuerpo, lo que podría resultar en dificultades respiratorias. Algunas personas han experimentado una respuesta excesiva al consumo de caseínas, generando una cantidad significativa de moco y dificultando la respiración.

Alternativas para Evitar Caseínas:

Para aquellos que buscan evitar las caseínas, es recomendable elegir variedades de kéfir que se elaboren con fuentes de leche alternativas, como leche de coco, leche de arroz o cualquier bebida vegetal. Estas alternativas ofrecen una opción libre de caseínas, permitiendo disfrutar de los beneficios del kéfir sin los posibles efectos adversos asociados con esta proteína.

Consideraciones Personales y Asesoramiento Médico:

Cada persona es única, y las reacciones al consumo de caseínas pueden variar. Aquellos con preocupaciones específicas o condiciones médicas deben buscar orientación profesional antes de incorporar kéfir o cualquier otro producto lácteo en su dieta. Un enfoque personalizado y el asesoramiento médico son esenciales para tomar decisiones informadas sobre la dieta y la salud.

Puedes leer: receta de kéfir con leche de coco

7. Otros efectos secundarios no deseados

Si bien esta bebida fermentada tiene mucho que ofrecer, también puede producir efectos secundarios no deseados para algunas personas, entre los que se incluyen:

  • Estreñimiento
  • Gases
  • Calambres abdominales
  • Diarrea
  • Dolores de cabeza
  • Hinchazón de estómago

Estreñimiento

El kéfir, al introducir probióticos en el sistema digestivo, puede causar estreñimiento en algunas personas al principio. Este efecto secundario suele ser temporal y puede ser parte del proceso de adaptación del cuerpo a las nuevas bacterias.

Gases y Calambres Abdominales

La presencia de bacterias beneficiosas en el kéfir puede generar gases y, en algunos casos, calambres abdominales. Estos síntomas suelen ser más prominentes al inicio del consumo y tienden a disminuir a medida que el cuerpo se acostumbra a la presencia de probióticos.

Diarrea

En algunos casos, especialmente al comenzar a consumir kéfir, se puede experimentar diarrea. Esto puede ser una respuesta del cuerpo a la introducción de nuevas bacterias. Sin embargo, si la diarrea persiste, se recomienda reducir la cantidad de kéfir consumido y consultar con un profesional de la salud.

Dolores de Cabeza

Algunas personas pueden experimentar dolores de cabeza al empezar a beber kéfir. Estos dolores de cabeza suelen ser temporales y pueden deberse a cambios en la microbiota intestinal. A medida que el cuerpo se ajusta, estos efectos secundarios tienden a disminuir.

Hinchazón de Estómago

La hinchazón estomacal es otro posible efecto secundario del kéfir, ya que las bacterias probióticas pueden generar gases durante la fermentación. Este síntoma generalmente disminuye con el tiempo a medida que el cuerpo se adapta.

Manejo de Efectos Secundarios

Adaptación Gradual

Se recomienda comenzar a consumir kéfir de manera gradual, especialmente para aquellos que son nuevos en su ingesta. Iniciar con cantidades pequeñas e ir aumentando progresivamente permitirá que el cuerpo se adapte de manera más efectiva.

Persistencia y Consulta Médica

Si bien la mayoría de los efectos secundarios son temporales, es fundamental prestar atención a la persistencia de los síntomas. Si los efectos secundarios no disminuyen con el tiempo, es aconsejable reducir la cantidad de kéfir consumido y buscar orientación médica.

El kéfir, con sus beneficios probióticos, puede tener efectos secundarios iniciales, pero la mayoría son temporales y desaparecerán con el tiempo. La adaptación gradual y la atención a las respuestas individuales del cuerpo son clave para aprovechar los beneficios del kéfir mientras se minimizan los efectos secundarios. Ante cualquier preocupación persistente, se recomienda consultar con un profesional de la salud.

En cualquier caso, el consumo de kéfir siempre traerá más beneficios que contraindicaciones para nuestro organismo.

Te recomendamos que también leas: beneficios del kéfir de leche y beneficios del kéfir de agua

¿Es peligroso el kéfir para los niños?

En este momento, hay miles de millones, tal vez incluso billones, de bacterias que viven en el sistema digestivo de tu hijo. La madre transmite estas bacterias a sus bebés a través de la placenta cuando dan a luz y luego a través de la leche materna.

Sin embargo, una vez que el bebé comienza a comer por sí solo, se ve expuesto a muchos motivos externos que pueden alterar el delicado equilibrio de las bacterias intestinales. Entre estos motivos incluimos los antibióticos, una mala alimentación y otros problemas de salud.

Puedes ayudar a restablecer este equilibrio dándole kéfir a tu bebé después de su primer año. ¿Por qué esperar hasta entonces? Antes de cumplir 1 año, los bebés no tienen las enzimas para digerir las proteínas de la leche. Muchas marcas de leches lácteas también tienen altos niveles de sodio, cloruro y potasio. El consumo excesivo de estos compuestos puede tener un efecto negativo en los riñones.

La leche de vaca tampoco tiene los nutrientes necesarios que un bebé menor de un año necesita para un desarrollo adecuado.

Sin embargo, el kéfir es perfectamente seguro para tu hijo después de que cumpla su primer año de vida. 

Seguro que te va a gustar leer: receta de kéfir de fresas para niños

Peligros para los niños del consumo de kéfir


¿Tiene algún peligro el kéfir para las madres embarazadas o en período de lactancia?

Siempre que no seas alérgica a la leche, las madres embarazadas y en período de lactancia pueden disfrutar de kéfir de forma segura, siempre y cuando se haga en cantidades moderadas, que serían no más de 150 gr de kéfir al día.

De todas formas, antes de consumir kéfir, es recomendable hablar con tu obstetra. Así como también debes hacerlo antes de realizar cualquier cambio en tu dieta, de esta forma estarás protegiendo tu salud y la de tu bebé.

Contraindicaciones del kéfir para embarazadas

¿Tiene las mismas contraindicaciones el kéfir de agua que el de leche?

Para ser sinceros, el kéfir de agua tiene muchas menos contraindicaciones que el kéfir de leche. Esto es debido a que el segundo está compuesto principalmente por leche, la cual es la causante de la mayor parte de los peligros que se han explicado en este artículo.

Aunque si sufres de alguna enfermedad previa debes consultar a tu médico antes de consumir kéfir, te podemos comentar que a diferencia del kéfir de leche, si tomas kéfir de agua no deberás tener miedo a las reacciones alérgicas, ni a las migrañas ni tampoco a que tus medicamentos se vean perjudicados y esto es debido a que el kéfir de agua  no contiene lactosa.

¿Cuánto kéfir debo beber al día para que no me produzca ningún efecto secundario?

Optimizando la Ingesta de Kéfir sin Efectos Secundarios

Rango Recomendado de Consumo

La mayoría de las personas encuentran beneficios para la salud al consumir entre 150 y 300 gramos de kéfir al día. Esta cantidad proporciona una dosis adecuada de probióticos y otros nutrientes beneficiosos para el sistema digestivo y la salud en general.

Monitoreo Personal

Es importante estar atento a cualquier efecto secundario que pueda surgir al iniciar o ajustar la ingesta de kéfir. Cada persona es única y puede tener respuestas diferentes. Observar cómo reacciona tu cuerpo te permitirá ajustar la cantidad de manera individualizada.

Reducción de Cantidades si hay Efectos Secundarios

Si experimentas efectos secundarios, como los mencionados anteriormente, es recomendable reducir la cantidad de kéfir que consumes diariamente. Disminuir la cantidad a niveles más bajos, como 50 a 100 gramos al día, y luego aumentar gradualmente, puede ayudar a minimizar las reacciones adversas.

Consumo en Días Alternos

Otra estrategia es alternar los días en los que consumes kéfir. Beber kéfir en días alternos puede permitir que tu sistema digestivo se adapte de manera más gradual a las nuevas bacterias, reduciendo así la probabilidad de efectos secundarios.

Período de Adaptación

Dale tiempo a tu cuerpo para adaptarse al kéfir. Los efectos secundarios suelen ser temporales y disminuirán a medida que tu sistema digestivo se acostumbre a la presencia de las bacterias beneficiosas. Se recomienda un período de adaptación de al menos una semana antes de realizar cambios significativos en la cantidad de kéfir consumida.

Consulta con un Profesional de la Salud

Si persisten los efectos secundarios o si tienes inquietudes sobre la cantidad adecuada para tu situación específica, es aconsejable consultar con un profesional de la salud. Un nutricionista o médico puede proporcionar orientación personalizada según tus necesidades y condiciones de salud individuales.

Conclusiones Personalizadas

La cantidad ideal de kéfir puede variar según la tolerancia individual y la respuesta del cuerpo. La atención a las señales del cuerpo, la adaptación gradual y, en caso de duda, la consulta con un profesional de la salud son pasos esenciales para aprovechar al máximo los beneficios del kéfir sin experimentar efectos secundarios no deseados.

Te recomendamos: beneficios y contraindicaciones de tomar kéfir por la noche

Conclusión sobre los beneficios y peligros del kéfir

El kéfir es una bebida antigua que ofrece una amplia gama de beneficios a casi todo el mundo, a pesar de esto, hay algunas personas que no deberían consumir kéfir. En este post hemos aprendido sobre algunos de los peligros del kéfir, aunque para la mayoría de las personas el kéfir es una manera fácil de darle al cuerpo probióticos saludables.

El kéfir se puede preparar con leche de vaca o con otros tipos de leche tanto animal como vegetal. ¡Puedes prepararlo en casa y beber tus propios probióticos naturales! 🙂

¿Conocías los peligros del kéfir y sus beneficios? ¿Te queda aún alguna duda que quieras compartirla con nosotros? 

kéfir peligroso

¡Esperamos que hayas disfrutado de este post! No te olvides que si tienes cualquier duda sobre los peligros del kéfir, o si quieres contarnos tu experiencia o problema con tu kéfir, puedes dejarnos tu consulta más abajo en los comentarios.

Si estás buscando comprar kéfir, aquí tienes algunos que te pueden interesar

Kéfir de Agua 40 gr.

(2)
El precio original era: 20,90€.El precio actual es: 18,90€.

Pack 2 Kéfir de Agua (80 gr.)

El precio original era: 40,90€.El precio actual es: 36,90€.

Kéfir de Leche + Kéfir de Frutas

(1)
El precio original era: 32,90€.El precio actual es: 26,90€.

Kéfir de Leche 20 gr.

(3)
El precio original era: 24,90€.El precio actual es: 22,90€.
Resúmen:
7 Peligro del Kéfir que no sabías
Nombre del artículo:
7 Peligro del Kéfir que no sabías
Descripción:
Para algunas personas, agregar kéfir a su dieta puede ser francamente peligroso. Te contamos LOS PELIGROS DEL KÉFIR
Autor:
Editor:
Oh My Kéfir!
Logo del editor:
Suscribirme a estos comentarios
Notificar de
guest
29 Comentarios
El mas nuevo
El más antiguo El más votado
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios