Aprender sobre el kéfir, Aprender sobre el Kéfir de Agua, Aprender sobre el Kéfir de Leche

¿Por qué el Kéfir tiene gas?

Kéfir con gas

¿Por qué mi Kéfir es gaseoso?

La efervescencia es una de mis cosas favoritas del kéfir. Cuando comiences a fermentar leche y ver gas en tus cultivos, puede que llegues a pensar que lo estás haciendo mal. No te preocupes, el kéfir con gas es completamente normal, pero ¿por qué el kéfir tiene gas?

Cuando añadimos nódulos de kéfir a la leche, los microorganismos del kéfir comienzan a digerir la lactosa de la leche. Este proceso produce alcohol y dióxido de carbono como subproducto que hace que el kéfir tenga un sabor gaseoso.

En este post, hablaremos de todo lo referente a la gasificación con respecto al kéfir. Discutiré si el kéfir debería ser efervescente o no y cuánta efervescencia es suficiente. En la última parte de este artículo, también encontrarás algunos consejos útiles sobre cómo hacer que tu kéfir sea aún más burbujeante (si le gusta).

¿Debería el kéfir tener gas?

El kéfir casero es naturalmente gaseoso. ¡La efervescencia es en realidad una señal de que el proceso de fermentación ha sido exitoso! Generalmente, cuanto más fermenta el kéfir, más dióxido de carbono se produce y más burbujeante es la bebida.

Por extraño que parezca, el kéfir que venden embotellado en las tiendas de comestibles o supermercados, a menudo no tiene gas en absoluto. Pero esto tiene una razón… Piensa en todo ese tiempo que esas botellas llenas de kéfir estuvieron en las cadenas de suministros y en los estantes de los supermercados, esperando a ser compradas y consumidas por alguien. Seguramente que al comprar una de estas botellas pensarías que al abrirla estallaría al igual que lo hace un refresco… pero no, no es así.

Lo que ocurre es que los fabricantes para evitar la acumulación de gas y tener una accidente con las botellas a causa el exceso de presión, los fabricantes utilizan inhibidores químicos para evitar que el dióxido de carbono llegue a niveles más altos, de esta manera evitan que las botellas estallen.

¿El kéfir con gas se ha echado a perder?

El kéfir que tiene gas no significa que se haya echado a perder sino todo lo contrario. La efervescencia es una parte normal del proceso de fermentación y es una señal de que se han creado pequeñas cantidades de alcohol y dióxido de carbono al descomponer la lactosa.

Es normal que mucha gente piense que el kéfir está en mal estado cuando lo prueban y sienten que tiene efervescencia, esto es debido a que por lo general, cuando probamos una comida que tenemos guardada en el refrigerador hace varios días y vemos que tiene efervescencia sabemos que esto es una señal de que esta comida se ha echado a perder.

Y aunque parezca contradictorio, el mismo proceso que ha ocurrido en esa comida que tenías en la nevera es lo que ha sucedido con el kéfir: los alimentos fermentados, por definición, son alimentos que se han «echado a perder».

Simplemente que en el caso del kéfir, las bacterias que han descompuesto el cultivo son beneficiosas para nosotros los humanos. Todo lo contrario de lo que ocurre en otros alimentos al salirles moho y microorganismos dañinos para nuestros organismos.
Por si fuera poco, las bacterias vivas en el kéfir también previenen la formación de otras bacterias malas como así también esporas y levaduras dañinas, ¡el kéfir es una criatura totalmente increíble!

¿El kéfir de leche sobre fermentado es malo para mi salud?

El kéfir sobre fermentado en absoluto es malo para tu salud. Lo que ocurre es que tendrá un sabor mucho más fuerte y ácido que el kéfir menos fermentado. Sin embargo, todavía está completamente bien para beber. Solo ten en cuenta que debes observar si hay moho en la superficie del kéfir (color verdoso, azul), en ese caso deséchalo.

Cuando el kéfir se fermenta más de lo habitual o a temperaturas más altas, puede fermentarse demasiado (sobre fermentación). Normalmente, verás una separación entre la leche, el suero y la caseína cuando eso suceda.

fermentación del kefir de leche

Arriba puedes ver las diferentes etapas por las que pasa el kéfir de leche en el proceso de fermentación. Ten en cuenta que los plazos indicados se basan en la fermentación del kéfir a una temperatura ambiente estable, ni muy cálida, ni muy fría.

Después de aproximadamente 12 horas, los nódulos de kéfir comenzarán a flotar hacia la parte superior y crearán capas delgadas de caseína. A las 18 horas, las capas se vuelven más pronunciadas pero aún están conectadas a la leche de abajo. Después de un día, la leche, el suero y la cuajadas suelen separarse en diferentes capas.

Sin embargo, incluso en esta última etapa o aún unas horas después, el kéfir todavía se encuentra completamente bien para beber, simplemente tendrá un sabor más amargo que se irá pronunciado cada vez más en cuanto vayan pasando más horas.
Cuando el kéfir se ha separado demasiado, me gusta usar una cuchara de madera para remover un poco la mezcla antes de colarla. Esto hace que mi kéfir sea mucho más cremoso y apetitoso.

Ten en cuenta que el tiempo de fermentación debe variar según la temperatura. Por ejemplo, en los calurosos meses de verano, el kéfir puede tardar solo 12 horas en fermentarse por completo. ¡En invierno, a veces dejo mi kéfir hasta 48 horas!

Si quieres saber cómo fermentar el kéfir en climas calurosos puedes continuar leyendo por aquí, y si quieres saber cómo fermentar correctamente el kéfir en climas fríos aquí te dejo toda la información.


Cómo hacer kéfir más burbujeante

Hacer que tu kéfir tenga más gas es tan simple como dejarlo fermentar por más tiempo. Pero para obtener la mayor cantidad de efervescencia, asegúrate de hacer una segunda fermentación en un frasco hermético. Esto hará que el dióxido de carbono penetre en el kéfir y lo hará más burbujeante.

  • Segunda fermentación: cuando cuelas tu kéfir y lo dejas reposar (sin los nódulos) durante otras 24-48 horas, se denomina segunda fermentación. Las bacterias vivas continuarán fermentando a un ritmo más lento desde que se retiraron los nódulos de kéfir. Esto no solo aumentará el contenido de dióxido de carbono, sino también las vitaminas B en de tu kéfir.
  • Recipiente hermético: si eliges hacer una segunda fermentación, asegúrate de utilizar un recipiente hermético para el proceso. De lo contrario, el dióxido de carbono simplemente escapará y no quedará atrapado en el kéfir. A mi me gusta usar tarros viejos de mermelada o miel para mi segunda fermentación (asegúrate de que no tengan tapas de metal).
  • Déjalo respirar: es posible que hayas escuchado el consejo de dejar que el kéfir respire durante la fermentación. Esto es absolutamente cierto para el proceso de fermentación inicial. En la primera fermentación, simplemente cubre el cultivo con una servilleta de papel para permitir que el aire entre y salga. Sin embargo, si tu objetivo es aumentar la efervescencia debes hacer una segunda fermentación, asegurandote de sellar el recipiente.

Conclusión

¡El kéfir gaseoso es mi debilidad! El dióxido de carbono que se produce durante la fermentación hace que el kéfir sea tan efervescente que lo convierte en una bebida agradable y refrescante. Esto no es en absoluto una señal de que el kéfir se haya echado a perder o que ya no sea adecuado para su consumo.

Podrás ver exactamente qué tan avanzado está tu kéfir en el proceso de fermentación si prestas atención a su estructura. Cuanto más separado y condensado esté el kéfir, más avanzado estará en el proceso.

Aumentar la efervescencia en tu kéfir es tan simple como hacer una segunda fermentación y asegurarte de que tu recipiente esté bien sellado. Y dicho esto, ¡disfruta de su agradeble efervescencia! 😉

¡Esperamos que hayas disfrutado de este post! No te olvides que si tienes cualquier duda, si quieres contarnos tu experiencia o problema con tu kéfir, puedes dejarnos tu consulta más abajo en los comentarios.

Hasta la próxima Kefiteros y Kombucheros! ¡Gracias por leernos!

En el caso que necesites conseguir kéfir puedes hacerlo en nuestra tienda online.

A LO MEJOR TE PUEDE INTERESAR:

Kéfir de Agua 20 gr.

10,90
20 grs. de nódulos frescos y orgánicos de Kéfir de Agua de primera calidad.

Comprar kéfir Online

¿Qué recibiré con mi pedido?

Al comprar kéfir de agua recibirás una doble bolsa termosellada con 20 grs. de nódulos frescos y orgánicos de primera calidad. Esta bolsa protege a los nódulos durante el envío. Además, en el paquete te adjuntamos una guía para ayudarte a dar los primeros pasos con tu cultivo de kéfir y conocer su preparación y cuidados.
También te enviamos un manual completo sobre el cuidado y mantenimiento del kéfir en formato pdf.
Todo dentro de un sobre acolchado de primera calidad.

Kéfir de Frutas 20 gr.

10,90
20 grs. de nódulos frescos y orgánicos de Kéfir de Frutas de primera calidad.

Comprar kéfir Online

¿Qué recibiré con mi pedido?

Al comprar kéfir de frutas recibirás una doble bolsa termosellada con 20 grs. de nódulos frescos y orgánicos de primera calidad. Esta bolsa protege a los nódulos durante el envío. Además, en el paquete te adjuntamos una guía para ayudarte a dar los primeros pasos con tu cultivo de kéfir y conocer su preparación y cuidados.
También te enviamos un manual completo sobre el cuidado y mantenimiento del kéfir en formato pdf.
Todo dentro de un sobre acolchado de primera calidad.

Kéfir de Leche + Kéfir de Agua

30,90 26,90
10 grs. de nódulos de Kéfir de Leche + 40 grs. de nódulos de Kéfir de Agua de primera calidad, frescos y orgánicos.

Comprar kéfir Online

¿Qué recibiré con mi pedido?

Recibirás dos bolsas termoselladas (cada una de ellas con los diferentes tipos de cultivos: nódulos del kéfir + el kéfir de agua). Estas bolsas protegen a los cultivos durante el envío. Además, en el paquete te adjuntamos los manuales completos de los kéfir que te ayudarán a dar los primeros pasos con tus cultivos, conocer sus preparaciones y cuidados. Todo dentro de un sobre acolchado de primera calidad.

Kéfir de Leche 10 gr.

10,90 9,90
10 grs. de nódulos frescos y orgánicos de Kéfir de Leche de primera calidad.

Comprar kéfir Online

¿Qué recibiré con mi pedido?

Al comprar kéfir de leche recibirás una doble bolsa termosellada con 10 grs. de nódulos frescos y orgánicos de primera calidad. Esta bolsa protege a los nódulos durante el envío. Además, en el paquete te adjuntamos una guía para ayudarte a dar los primeros pasos con tu cultivo de kéfir y conocer su preparación y cuidados.
También te enviamos un manual completo sobre el cuidado y mantenimiento del kéfir en formato pdf.
Todo dentro de un sobre acolchado de primera calidad.
Resúmen:
¿Por qué el kéfir tiene gas?
Nombre del artículo:
¿Por qué el kéfir tiene gas?
Descripción:
¿Te preguntas qué pasa si tu kéfir tiene gas? Pueden entrarte dudas sobre si es bueno o malo el gas en el kéfir ¡Aquí te lo contamos todo!
Autor:
Editor:
Oh My Kéfir!
Logo del editor:

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *