Debo ausentarme días, semanas o quizá meses ¿Cómo conservo mis nódulos de kéfir o Kombucha?

Oh My Kéfir! Unselected an answer 28 noviembre 2023

Conservación de Nódulos de Kéfir de Leche: Estrategias para Ausencias Cortas y Largas

    Conservación para Ausencias Cortas:


Si debes ausentarte temporalmente, sumerge los nódulos de Kéfir en leche durante 5/6 días, como en tu rutina diaria. Evita consumir la leche resultante, ya que se sobrefermentará y será intensa y ácida. Simplemente, renueva el cultivo y reinicia el ciclo de fermentaciones diarias.

    Conservación para Ausencias Largas:


Congelación:
– Limpia y escurre bien los nódulos.
– Colócalos en una bolsa ZIP y congélalos.
– Para descongelar, sácalos y prepara el cultivo como de costumbre durante tres días.
– Descarta el kéfir resultante de las primeras fermentaciones, ya que puede ser menos robusto hasta que los nódulos se activen.

Desecación:
– Extiende los nódulos en un plato y cúbrelos con una servilleta de papel.
– Remuévelos diariamente para evitar que se peguen al plato, con precaución para no dañarlos.
– El tiempo de secado dependerá de la ventilación y la humedad. Estarán listos cuando estén cristalizados y no pegajosos.
– Guárdalos en una bolsa ZIP.

Hidratación:
– Coloca los nódulos desecados directamente en leche, similar al inicio de un cultivo regular.
– Cambia la leche cada 24 horas para que los nódulos recuperen su tamaño y textura gelatinosa.
– Mantén este proceso durante aproximadamente 2 semanas. Puede haber un olor fuerte al principio debido a la falta de capacidad para fermentar la leche, así que usa poca leche y ten paciencia.

Conservación de Nódulos de Kéfir de Agua/Frutas: Estrategias para Ausencias

    En Agua Azucarada:


– Para ausencias cortas, deja los nódulos en agua azucarada, preparándolos como en un cultivo habitual.
– Renueva el cultivo al regresar. Ten en cuenta que las primeras fermentaciones pueden ser menos eficientes después de una semana de inactividad.

    Congelación:


– Congela los nódulos bien escurridos.
– Antes de iniciar el cultivo, hidrátalos en agua azucarada durante 12 horas.

    Desecación:


– Seca los nódulos y guárdalos en una bolsa ZIP.
– Para hidratar los nódulos secos, colócalos en agua azucarada a temperatura ambiente durante 12 horas.

Conservación de la Kombucha durante Ausencias

    Baño de Té:


– Si debes estar fuera durante unas semanas, coloca la Kombucha en un recipiente con té, como en un cultivo habitual.
– Al renovar el cultivo, evita consumir el té resultante de las semanas de fermentación, ya que será fuerte y ácido.
– Reinicia el cultivo renovando el té y siguiendo los tiempos de fermentación habituales.

Oh My Kéfir! Unselected an answer 28 noviembre 2023
Carrito
Entrar

¿No tienes cuenta aún?

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Al navegar por nuestro sitio web aceptas el uso de cookies.