176 visitasKombucha

En la parte superior de mi cultivo de Kombucha se ha formado una capa, ¿es moho o es una nueva kombucha?

Oh My Kéfir! Pregunta respondida 28 noviembre 2023

Primeras fermentaciones y la aparición de moho

En las primeras fermentaciones de Kombucha, cuando el scoby aún no está completamente activo, puede ser susceptible a la aparición de moho. Aunque la aparición de moho puede preocuparnos, no todo lo que crece en la superficie del tarro de Kombucha puede ser moho; de hecho, un cultivo activo de Kombucha irá creando con el tiempo, cultivo tras cultivo, una nueva Kombucha hija en la superficie del tarro.

Si ha aparecido moho en la Kombucha:

No es muy común que aparezca moho en el cultivo de Kombucha, pero en algunas ocasiones, especialmente con el frío y la humedad, puede ocurrir. Esto suele suceder cuando la Kombucha aún no está completamente activa. pero una vez que la scoby de Kombucha se activa, se protege a sí misma contra el moho y no permite su aparición.

El proceso de activación suele ser rápido, y en unas semanas debería estar completamente adaptada y fermentando correctamente. Si ha aparecido moho, se recomienda desechar la Kombucha y el té resultante de esa fermentación. Prepara un nuevo cultivo de Kombucha y añade ½ litro de té negro (recomendado por su acidez activadora) y 2-3 cucharadas soperas de azúcar blanco (eficaz para activar el scoby y menos propenso al moho). Remueve bien para disolver el azúcar y alimentar adecuadamente a la Kombucha. Este nuevo cultivo tiene como objetivo activar la scoby; aunque pueda parecer mucho azúcar, es una estrategia para estimular el crecimiento y fortaleza de el scoby.

Después de 7-10 días, podrás observar si ha aparecido moho o si se ha formado una nueva capa translúcida en la superficie del tarro (una nueva Kombucha hija). Una vez activa, la nueva Kombucha hija evitará que crezca moho y fermentará el té de manera segura.

Si se ha creado una nueva Kombucha en tu cultivo:

Si en los primeros cultivos de Kombucha se forma una nueva «Kombucha hija» en la superficie del tarro, es una buena señal de fermentación y activación del cultivo. Puedes consumir el té con confianza, ya que indica que está fermentando correctamente. Se recomienda probar el té con una pajita a los 4-5 días para evaluar su dulzura y acidez. El punto ideal es cuando no está ni muy dulce ni muy ácido. Si no está dulce, significa que la Kombucha ha consumido la mayor parte del azúcar y está lista para consumir (baja en azúcar y completamente fermentada). Si sabe muy ácida, se ha sobrefermentado; si todavía está muy dulce, necesita más tiempo de fermentación.

Obtener una Kombucha hija:

Para obtener una «Kombucha hija» de tamaño y forma similar a la que enviamos en nuestros pedidos, sigue estos pasos:

Continúa preparando tu Kombucha de la manera habitual y, con precaución, traslada la capa formada en la parte superior del nuevo cultivo a un nuevo cultivo con té azucarado. Asegúrate de que esta capa siempre quede flotante en la parte superior del tarro en cada iteración. De esta manera, tus nuevos cultivos de Kombucha no comenzarán desde cero, sino que, en lugar de crear una nueva «Kombucha hija» cada vez, darán cuerpo y forma a la ya existente.

En pocas semanas, al trasladar cuidadosamente la capa de cultivo a cultivo, podrás obtener una Kombucha de tamaño generoso, con cierta altura y textura gelatinosa. Cuando esta «Kombucha hija» sea lo suficientemente grande, podrás trasladarla a un nuevo cultivo, permitiéndote así obtener dos tarros de Kombucha.

Oh My Kéfir! Pregunta respondida 28 noviembre 2023
Carrito
Entrar

¿No tienes cuenta aún?

Tienda
0 artículos Carrito
Mi cuenta