Tiempo de Lectura: 2 minutos

 

Segunda Fermentación: Cómo embotellar el kéfir de agua

 

El kéfir de agua es un excelente producto fermentado para principiantes y es un delicioso reemplazo para los refrescos. Es fácil de hacer y se puede saborizar con frutas o zumos naturales y embotellar para producir una bebida probiótica ligeramente carbonatada.

A este período de saborización y embotellado se lo denomina  segunda fermentación, ya que los azúcares de las adiciones de sabor alimentan a las bacterias, permitiendo que se produzcan más gases de fermentación y dando como resultado un producto final con gas.

IDEAS PARA SABORIZAR EL KÉFIR DE AGUA

Las posibilidades de aromatizar kéfir de agua son casi infinitas. Si bien el kéfir de agua es bastante dulce de forma natural, es posible que desees agregar fruta seca, zumo de fruta o incluso hierbas o especias para darle al kéfir de agua un toque extra. Antes de embotellar, consulta nuestra lista de  10 formas de saborizar el kéfir de agua.

Ideas para saber cómo saborizar el kéfir de agua

LO QUE NECESITARÁS PARA EMBOTELLAR EL KÉFIR DE AGUA

Equipamiento e ingredientes:

  • Kéfir de agua terminado.
  • Saborizante ( ver ideas para aromatizar kéfir de agua )
  • Botellas estilo Grolsch u otros recipientes herméticamente cerrados.

INSTRUCCIONES PARA EMBOTELLAR EL KÉFIR DE AGUA 

  1. Lava bien las botellas y asegúrate que no queden restos de jabón.
  2. Añade el saborizante deseado a la botella.
  3. Llena la botella con kéfir de agua, dejando aproximadamente 3 centímetros de espacio libre.
  4. Cierra la botella de forma segura y déjala reposar a temperatura ambiente durante 24-72 horas.
  5. En temperaturas cálidas, abre las botellas una vez al día, de esta manera evitas que se acumule una presión excesiva del gas que se está creando.
  6. Una vez pasado el tiempo de la segunda fermentación, coloca las botellas en el refrigerador.
  7. Ten cuidado al abrir las botellas cuando vayas a consumirlas. El contenido está bajo presión debido al gas.

Sugerimos colocar una toalla sobre la parte superior de la botella y aplicar presión hacia abajo sobre la tapa al abrir la botella, esto es para minimizar la posibilidad de que se te escape la espuma.   

¿Qué tal te han salido tus segundas fermentaciones? ¡Cuéntanos que saborizantes has utilizado!

Hasta la próxima Kefiteros y Kombucheros! Gracias por leernos!